La industria de los videojuegos en Chile vive un saludable presente. Si en 2017 anotó US$ 170 millones de ganancias, entre ventas de consolas, computadores y dispositivos móviles, en 2018 se calcula que la cifra llegará a US$ 190 millones.

Prueba de esto es la reciente creación del videojuego Omen of Sorrow para PS4, y las 4.000 unidades vendidas de Joydi TV, la primera consola chilena del mercado. Con un precio que varía desde los $ 49.900 y $ 72.990, ya cuenta con 3.500 usuarios, los que se hacen llamar Joydianos en las redes y tienen 20 mil seguidores en Facebook.

Tras ser presentada como prototipo en 2014, fue lanzada oficialmente en 2015 en el Festigame. “Inicialmente empezamos a hacer pruebas para ver si era factible. Nos basamos en los TV Box existentes para hacer las pruebas de nuestra plataforma. Y así entre prueba y error, y algunos meses de trabajo, logramos crear un driver que hacía el vínculo entre el joystick y los juegos Android. Una vez resuelto el tema del software, nos pusimos a buscar proveedores que pudieran fabricar el hardware, tanto de la consola como del joystick. Fue una tarea bastante larga, porque es difícil llegar a un equipo confiable que pueda salir a mercado masivo. Tenemos un clóset lleno de prototipos que no alcanzaron a llegar a mercado”, agrega Villaseca.

La consola, con un catálogo de 100 títulos de la plataforma Android, cuenta con un joystick integrado, inalámbrico y recargable, además de otras funciones como convertir cualquier televisor en Smart TV, para utilizar Netflix, YouTube y Spotify, entre otros. Pesa 200 gramos, tiene 16G de almacenamiento, bluetooth, 4 puertos USB, wifi, salida HDMI y la posibilidad de ampliar su almacenamiento con una tarjeta SD, pendrive o disco duro externo.

“Vimos que comenzaron a salir dispositivos con Android para convertir televisores en Smart TV. Algunos de ellos muy potentes y pensamos, ¿qué pasaría si hacemos un sistema que permita usar el joystick para jugar? Y así nació la idea de Joydi, en donde nuestro sistema permite usar el equipo Android con el joystick para jugar”, relata Cristóbal Villaseca, fundador y gerente general de Joydi, sobre los orígenes de la consola.

Consola de exportación

La consola, apoyada por Corfo, fue destacada como el emprendimiento de 2017 por INCUBA UC, tiene planeado llegar a otros mercados en 2019, como el colombiano, peruano y mexicano. “Entre horas de desarrollo, plataforma web, prototipos y generación de stock inicial, nos debemos haber gastado unos 100 mil dólares. También hay que invertir en publicidad y en marketing para poder salir al mercado”, añade Villaseca.